ZIMBAWE

Un gran desconocido. Poseedor de una de las orillas de las cataratas Victoria, atesora recuerdos de su esplendor victoriano pero también una naturaleza espectacularmente bien conservada. Sus gentes son cálidas y los alojamientos muy buenos.