MARRUECOS

Marrakech está lleno de pequeñas casas señoriales que desbordan encanto y a las que sólo accedes si callejeas por su zoco. Hay restaurantes espectaculares, playas, el desierto en toda su extensión de piedra y dunas. Una interesante escapada de puentes o vacaciones más largas.